articulos

Medidas de seguridad en el bricolaje

Las medidas de seguridad en el bricolaje son algo previo a tener en cuenta siempre.

Empezar un nuevo proyecto de bricolaje siempre es muy emocionante, pero debes seguir estos sencillos pasos para mantenerte seguro y no tener ningún accidente grande ni pequeño.

Buenas prácticas en general para bricolaje

Evita llevar ropa suelta o joyas que puedan engancharse.

Sabemos las ganas que tienes de hacer el trabajo, pero tómate tu tiempo y no tengas prisa.

Asegúrate de que tu lugar de trabajo está limpio y bien organizado.

Si trabajas en el interior, asegúrate de que la habitación está bien ventilada.

Cuando el trabajo esté terminado, asegúrate de guardar las herramientas de forma ordenada y segura.

Utiliza las escaleras con cuidado.

Asegúrate de que las escaleras de mano estén siempre bloqueadas en posición abierta y que estén colocadas en una superficie estable y nivelada.

Si apoyas una escalera en una superficie vertical, asegúrate de que hay una separación de 30 a 40 cm. en la base por cada metro de altura.

No utilices nunca escaleras de aluminio cerca de cables eléctricos.

Equipo de seguridad para hacer bricolaje.

Lleva siempre un equipo de seguridad adecuado, aunque no sea el que tenías pensado.

Si estás utilizando pintura en spray o hay mucho polvo en suspensión alrededor de la zona de trabajo, asegúrate de llevar gafas de seguridad, guantes y una máscara antipolvo.

Si vas a retirar pintura vieja y no estás seguro de que sea de plomo, pide siempre consejo a un pintor o decorador de confianza sobre cómo rasparla o deshacerte de ella.

Asegúrate de tener siempre cerca un botiquín de primeros auxilios que esté completo y bien abastecido.

Siempre que sea posible, pide ayuda a alguien de confianza, por si acaso ocurre algo.

Seguridad en el uso de herramientas.

Asegúrate de que conoces las herramientas para el trabajo, especialmente si son eléctricas.

Los taladros, en particular, deben desconectarse y desenchufarse antes de colocar las piezas, y la llave del portabrocas debe retirarse antes de encenderlo.

Intenta cortar lejos de tu cuerpo cuando uses un cuchillo.

Mantén tus herramientas en buen estado de funcionamiento:

Además, recuerda que, las cuchillas afiladas son más seguras que las desafiladas.

Comprueba siempre de que tienes las herramientas adecuadas para el trabajo adecuado.

Seguridad eléctrica y de fontanería

Por muy gurú del bricolaje que seas, los trabajos de electricidad deben ser realizados por un profesional en todo momento y los de fontanería deben estar certificados por un profesional.

Si tienes dudas… llama a un profesional.

Asegúrate siempre de que el suministro de agua está cerrado cuando realices trabajos de fontanería, cerrando la válvula de aislamiento del aparato o la llave de paso y vaciando los aparatos una vez que se haya cortado el suministro.

Seguridad del gas

Debes contratar únicamente a un técnico registrado para instalar, reparar o realizar el mantenimiento de los aparatos de gas.

Comprueba siempre la tarjeta de registro de seguridad del gas de su técnico.

Los aparatos de gas deben someterse a revisiones periódicas y a comprobaciones de seguridad anuales.

¿Alquilas tu casa?

Por ley, el propietario de su vivienda debe realizar una revisión de seguridad y mantenimiento de los aparatos de gas una vez al año.

Asegúrate de que te proporcione una copia del registro de seguridad del gas del arrendador.

El monóxido de carbono es un gas venenoso que no puede verse ni olerse.

Los 6 principales signos y síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono son dolores de cabeza, náuseas, mareos, falta de aire, colapso y pérdida de conciencia.

Las alarmas de monóxido de carbono en casa son una buena forma de detectar cualquier gas venenoso.