articulos

Tipos de brocas para taladro: elige la broca correcta

tipos de broca para taladros

A la hora de usar un taladro, hay que tener en cuenta que existen varios tipos de brocas, de manera que cada material tiene la adecuada, esa con la que hacer el correspondiente taladro es más sencillo.

Por eso, a la hora de comprar una taladradora conviene tener un buen kit de brocas, como los que vendemos en nuestra tienda, para luego ir adquiriendo aquellas especializadas que vayamos a emplear.

Por qué debes elegir correctamente la broca de tu taladro

Las diferentes brocas y sus tipos no son un capricho del mercado, sino que cada material necesita una que sea adecuada a sus características y morfología.

De esta forma, dependiendo del material, es posible que hagamos el agujero con una broca que no es la adecuada y tardaremos mucho, destrozaremos la broca y el agujero que con tanto mimo queríamos hacer no quedará bien.

En otro caso, nos será imposible usar el taladro, momento en el que tendemos a forzar la máquina taladradora e incluso podemos llegar a sobrecalentarla y romperla.

Por eso, lo mejor es tener siempre los tipos de brocas destinados a cada uno de los materiales en los que vamos a hacer los agujeros; no son tantas y además no es algo precisamente caro.

Tipos de brocas para un taladro

Existe una cantidad enorme de tipos de broca para taladro, y además en cada uno de ellos hay subtipos muy específicos que, en muchos casos solo se emplean a nivel profesional.

Brocas para metal

brocas para metal

Se las conoce también como brocas HSS, una terminología que se usa en la industria, y son las que taladran cualquier tipo de metal, muy empleadas a nivel profesional, ya que es menos común que en casa hagamos agujeros en los metales.

Una de sus características es que poseen una gran capacidad de corte, que es lo que les permite ir perforando los metales aunque sean muy duros.

Hay diferentes niveles dependiendo del tipo de aleación que haya que agujerear, empezando por las HSS-R que son las más frecuentes y las que podemos tener en casa, y llegando a las HSS-Co.

Estas últimas están hechas con cobalto y taladran los metales duros como los aceros inoxidables.

Es una broca tan fuerte que hasta se trabaja con ella sin refrigerante.

Brocas para madera

brocas para madera

Uno de los tipos de brocas que todos conocemos y que seguro que hemos utilizado más de una vez son las de madera, las cuales tienen una punta delgada y muchas veces terminadas en un pequeño pincho, que se clava y ayuda a iniciar el agujero.

Entre ellas, la más empleada es la que tiene tres puntas, una en la cabeza que es la que se clava y dos en los laterales que ejecutan el corte conforme vamos avanzando.

Cuando hay que realizar agujeros de mayores diámetros, se usan las brocas de pala, que tienen un aspecto muy particular que les da el nombre, con una punta que la guía y una parte posterior que es como una paleta.

Brocas para muros y paredes

Otra de esas brocas que todos hemos necesitado alguna vez para poner un toallero, colocar un cuadro, instalar un estante, etc.

Están hechas de carburo de tungsteno, cuyo nombre popular es “widia”, y es así como casi todo el mundo llama a este tipo de brocas para taladro.

Hacen agujeros en las paredes de ladrillo y hormigón, pero es importante acordarse de activar la función de percusión en el taladro.

Es decir, aparte de los giros normales de la broca, ésta realizará a pequeños intervalos, golpes en el material, de ahí lo de la “percusión” o taladro con percutor.

De lo contrario, nos será casi imposible hacer el agujero.

Brocas de diamante

Taladrar en la cocina o en el baño no es sencillo.

brocas de diamante De hecho, si no usamos la broca adecuada, lo normal es que partamos el azulejo que estamos intentando taladrar.

Eso lo evitamos con una broca de diamante.

Están destinadas a perforar materiales muy duros como la cerámica o en general, el material porcelánico, y en su extremo tiene un recubrimiento de diamante que es lo que le permite trabajar con éxito en este tipo de compuestos tan duros.

Antes de ponerlas en el taladro, hay que comprobar si son para corte seco o húmedo, sin olvidar que hay distintas calidades de las que dependerá la facilidad a la hora de hacer las perforaciones.

Brocas para plástico

El plástico es un material blando que se puede atravesar con cualquier broca, pero siempre hay que usar una específica si queremos un buen acabado.

Al taladrarlo se genera calor, el cual lo derrite.

Por eso, las brocas de plástico tienen una punta muy fina ideada para que no suba la temperatura del material.

Cuentan además con una ranura por la que expulsar el sobrante, lo que favorece la limpieza del corte y así el taladro será perfecto.

En nuestra tienda, hay una gran variedad de tipos de brocas, destinadas a trabajos específicos.

Es imprescindible dedicar cada una de ellas al material para el que han sido diseñadas, lo que nos asegura no estropearlas, hacer un agujero limpio y que el taladro tenga una mayor vida útil, vamos, que nos dure más tiempo.