articulos

Herramientas de corte para cerámica

Todo aquel que pone baldosas o placas cerámicas, bien sea de manera profesional como albañil o de manera ocasional en casa, necesita herramientas de corte manual para azulejos o eléctricas, ya que en todos los trabajos hay que hacer recortes al llegar al final del suelo o de la pared y también para adaptar la cerámica a las esquinas y salientes.

Para ello hacen falta herramientas para cortar cerámica manualmente o con cortadora de azulejos eléctrica, pues es un material muy duro que no se puede seccionar con cualquier cosa que corte, no si queremos que la sección que obtengamos sea “limpia” y con la medida que deseamos.

Cuáles son las herramientas de corte para cerámica

Las herramientas para cortar baldosas se dividen en dos grandes grupos, las manuales y las eléctricas.

Escoger entre una u otra va a depender del volumen de baldosas que haya que cortar, de la precisión con la que lo queramos hacer y de si tenemos electricidad disponible.

Herramienta para cortar cerámica de forma manual

Son las herramientas de corte para cerámica más tradicionales y las que se llevan usando décadas en todas las obras.

Ya hay muchas variaciones, pero se componen de un carro o base sobre la que se coloca la baldosa, de una guía, de una punta de corte de un material muy duro como puede ser el tungsteno y de una palanca con la que se ejerce presión una vez que se ha pasado la punta varias veces.

También existen otro tipo de herramientas manuales mucho más pequeñas y en forma de alicates y otras que son como un mango con una rueda en la punta. Unas se emplean para hacer cortes muy estrechos, los cuales se complican con las herramientas manuales tradicionales y otras (las que parecen alicates) para tronzar la cerámica cuando se quiere emplear para realizar mosaicos con trozos irregulares.

Cortadora manual BASIC-50 Rubí con tope lateral y escuadra 45º
27,22  IVA no incluido
Cortadora manual cerámica y baldosas RUBÍ TS 43 MAX Orange
190,89  IVA no incluido
Cortadora manual cerámica y baldosas RUBÍ TZ-1550
820,00  IVA no incluido
Cortadora manual Rubí TP-102 S
311,89  IVA no incluido
Cortadora manual Rubí TX-1250 MAX
767,93  IVA no incluido

Cortadoras eléctricas de azulejos

Cuando el volumen de trabajo es alto se recurre a las herramientas eléctricas, siendo la más precisa una variación de la cortadora de toda la vida.

En este caso la plataforma de corte es una mesa y la punta se sustituye por una sierra especial para cerámica. Para que el corte sea preciso estas máquinas suelen llevar punteros láser que marcan la zona por la que tiene que pasar la sierra.

Otra herramienta para cortar la cerámica es la radial con un disco de corte de piedra o baldosas, aunque solo se debe usar de manera ocasional porque no es la manera más rápida de hacer el corte ni la más precisa.

Cortadora eléctrica cerámica RUBÍ DU-200 EVO 650 230V 50Hz
306,34  IVA no incluido
Cortadora eléctrica cerámica RUBÍ ND-200 230V-50Hz
277,76  IVA no incluido
Cortadora eléctrica cerámica y baldosas RUBÍ DV-200 1000 230V-50Hz
729,88  IVA no incluido
Cortadora eléctrica RUBÍ circular TC-180 230V-50Hz
375,39  IVA no incluido
Cortadora eléctrica RUBÍ DX-350-N 1300 Laser&Level 230V-50Hz
2.048,14  IVA no incluido

Cómo cortar baldosas: herramientas recomendadas y consejos

Si no sabemos cómo cortar baldosas el principio nos parecerá complicado, aunque no lo es, puesto que si quitamos la dureza de la ecuación, los cortes se hacen igual que en cualquier otro material.

De todas formas, antes de empezar lo mejor es practicar con algunos recortes o baldosas rotas, que podemos pedir en la tienda en donde las compremos y así tener algo de experiencia cuando comencemos.

Vamos a necesitar un metro y un rotulador

Antes de hacer el corte hay que medir y para eso necesitamos un metro. De hecho, podemos decir que el metro será nuestro mejor amigo y que conviene medir dos o tres veces para estar seguros de la medida.

Después hay que marcar, usando un rotulador o lápiz de carpintero, lo que mejor se vea en el tipo de cerámica que estemos poniendo con el fin de que no haya dificultad para seguir la línea de corte.

Si los cortes no son rectos nos hará falta una plantilla de formas

No siempre vamos a hacer cortes rectos, pues habrá que sortear grifos, adaptar los suelos a los lavabos, a los machones, etc. Para estos casos podemos usar una plantilla de formas, una especie de regla con púas.

La acercamos a la zona en la que hay que poner la baldosa con ese corte especial y queda marcada la línea, que luego solo hay que trasladar a la baldosa marcándola con un rotulador o directamente con la punta de un rodel para que se parta ejerciendo presión.

Elegiremos la máquina de corte manual si no tenemos experiencia

Para pequeños trabajos, como poner el suelo de una habitación, alicatar un baño o incluso colocar el suelo de toda una vivienda la cortadora manual es la mejor opción, y la única a tener en cuenta si no tenemos experiencia.

Una cortadora eléctrica es peligrosa si no la hemos usado antes y además la manual nos permite cortar con más calma y de una forma más precisa si nunca lo hemos hecho. Solo hay que medir bien y pasar el cabezal de corte con firmeza, sin dudar para no estropear la pieza, que se tronchará por donde hayamos marcado sin esfuerzo.

Ahora mismo hay una gran cantidad de herramientas de corte para cerámica, tanto eléctricas como manuales.

Las primeras son las mejores para los profesionales con un alto volumen de trabajo, mientras que las segundas funcionan muy bien cuando no hay que poner miles de baldosas al día y para los aficionados al bricolaje.