articulos

Tipos de amoladoras y radiales

Qué tipos de amoladoras existen
tipos de amoladoras

Hemos hablado de qué es una amoladora, para qué sirve… y qué medidas de seguridad tomar.

Desde la definición en la wikipedia, que las define como esmeril angular, hasta su multitud de nombres, como radiales, rotaflex…

Ahora sin embargo, vamos a destacar un post relativo a las distintas clases de amoladoras, sus diferencias según el tamaño, función, productividad, alimentación… y que resulta muy completo y explica perfectamente cada uno de los tipos.

“Las amoladoras, conocidas también como radiales, son un tipo de herramienta que se puede utilizar tanto para actividades de bricolaje como para la construcción, lo que las convierte en un tipo de máquina muy versátil.

Los 3 tipos de radiales son:

  • Rectas: son las más comunes en el mercado y las que más se comercializan. Esto es gracias a su polivalencia, permitiendo adaptarse a cualquier situación.
  • Angulares: son tipo de radial para un uso un tanto más específico, como lijar materiales o pulirlos.
  • Amoladoras neumáticas: quizás sean las amoladoras menos conocidas, ya que, al contar con un cable como fuente de alimentación, la movilidad y manejabilidad son menores. Son básicas para trabajos de soldadura o metal.”

Pero es verdad que, a veces dependiendo del trabajo a realizar nos es mucho más útil diferenciar simplemente por su tamaño o envergadura, cosa que mucha gente no tiene en cuenta simplemente porque no saben que existan diferentes tamaños de amoladoras.

” Amoladoras por el tamaño

  • Pequeñas o miniamoladoras: cuentan con un disco de unos 115 mm o 125 mm, con una potencia que oscila entre los 500 hasta los 800 W. Tienen como principal característica su ligereza y gran eficiencia, destacando por desempeñar, con gran eficiencia, trabajos en superficies pequeñas o de difícil acceso o menos duras. Las miniamoladoras además de ser económicas, son radiales perfectas para trabajos de bricolaje en casa.
  • Amoladoras grandes: las más grandes del mercado. Cuentan con discos de 230 mm y su potencia puede alcanzar los 2600 W. Destinadas para trabajos de construcción gracias a su robustez y gran potencia permite realizar trabajos más pesados.”

Por supuesto, dependiendo de cómo es la fuente de alimentación que reciban tambien pueden clasificarse.

“Amoladoras por fuente de energía

  • Amoladora eléctrica: es un tipo de radial cuya fuente principal de energía se consigue a través del típico enchufe a la pared. La gran ventaja es que podrás efectuar cualquier tipo de trabajo, empleando el tiempo que necesites, sin necesidad de estar pendiente de que pueda quedarse sin energía.
  • Amoladora de batería: si, por el contrario, vas a ejecutar un trabajo que requiere de mayor soltura y espacio y no va a durar mucho tiempo, lo suyo sería contar con una amoladora de batería. La principal desventaja de este tipo de amoladora es que, llegado un punto, vas a tener que estar pendiente de la batería para que no se agote y dejes el trabajo a medias.”

Por último, siendo más técnicos y precisos para la tarea a realizar:

“Otros tipos de amoladora

  • Amoladoras de banco: conocidas como rectificadoras de banco, son máquinas perfectamente atornilladas a las mesas de trabajo. Contienen dos ruedas giratorias abrasivas de diferentes tamaños, compuestas por granito. Son ideales para pulir piezas de trabajo.
  • Amoladora de cinturón: son utilizadas para pulir metales con abrasiones revestidas, básicamente para el acabado de superficies, afilado de cuchillas o para eliminar materiales.
  • Amoladora de agua: son empleadas para pulir pavimentos, piedras o azulejos. Con el agua, se reduce considerablemente el riesgo de dañar el material o la propia herramienta.
  • Amoladora de molinillo: son un tipo de herramienta de menor tamaño, que puede alcanzar altas velocidades para dar forma y pulir. Cuentan con una broca pequeña de esmerilado. Se emplea para pulir, bruñir o lijar.
  • Amoladoras de piso: para trabajos industriales de mayor tamaño, están las pulidoras de suelo. Son herramientas abrasivas que trabajan perfectamente el hormigón, la madera o para la limpieza de suelos.”

Y no podían faltar los últimos detalles a la hora de usar cualquier amoladora.

Accesorios de las amoladoras

  • Discos: los más comunes son los discos de diamante para cortar de forma óptima, materiales resistentes, de sierra para todo tipo de maderas o cepillos para decapar.
  • Protectores de corte de discos: con ellos, se evita que el disco entre en contacto con nuestras manos y, también, podrás reducir las proyecciones de materiales que se produzcan.
  • Cubiertas de aspiración: se conectan para recoger todas aquellas partículas que se puedan generar mientras usamos nuestra radial.

    En definitiva, conociendo cuáles son los diferentes tipos de amoladoras que hay, con sus diferentes fuentes de energía y los accesorios que puedes añadir para asegurar la actividad que vayas a desarrollar, podrás tener una herramienta adaptada a tus necesidades.

Click aquí para ver el original en la web www.bricoblog.eu